VOTOconVETO

DILE_Johnnytomósudedín

Un dedo levantado para los políticos

El llamado a anular el voto en las inminentes elecciones del 5 de julio comenzó en abril, mayoritariamente a través de la difusión por internet. Los motivos aducidos para esta medida radical se concentran en la ineficacia del sistema político, más que electoral, de nuestro país. Es una acción de ascendencia anarquista cuyo propósito es repudiar a los políticos y a las instituciones electorales al exhibir mediante ese acto de negación el descontento que provoca en la ciudadanía la falta de opciones reales para elegir servidores públicos. A ello se agrega la desconfianza ante la clase política convertida en oligarquía, el descontento con las instituciones y especialmente con las erogaciones que cuesta a México una clase incapaz de resolver los problemas perentorios del país desde hace décadas mientras la población de pauperiza.
Iniciado por Manuel Pérez de Acha, la movilización con el llamado al voto nulo pretende asentar un repudio unánime y la principal interrogante, más allá de su validez o eficacia y de las opiniones que la clase política pueda tener es el porcentaje de ciudadanos que elegirá anular su voto. Aun cuando la información en Internet y en prensa es abundante, al punto que en estos días se han organizado diversos foros y debates en varias ciudades de la República para reflexionar en torno a esta posibilidad y diariamente políticos, instituciones y agrupaciones representantes del Stablishment se pronuncian en contra, no es peregrino recapitular en unos puntos. Primeramente el voto nulo no es una forma de abstencionismo, como tendenciosamente suele manejarse. El abstencionismo implica no votar; el voto nulo es un voto pero negativo, una medida de rechazo que permite medir el descontento. Por ello es un acto semejante a señalar con el pulgar hacia abajo. Segundo, el voto nulo es una opción democrática en tanto incita a la participación activa; diríamos que se trata de convertir en acción lo que es pasividad: la renuncia a elegir. Tercero, el IFE no puede impedir el voto nulo.

IFE al rescate

Dilucidadas ciertas confusiones conviene analizar cuáles son, más allá del repudio, la exhibición de la inoperancia del sistema electoral, las consecuencias y propósitos de anular el voto. En principio el voto nulo, en proporciones masivas, permitirá conocer el estado real del descontento hacia el sistema político y electoral de México; estadística que se complementará con la efectuada por la Secretaría de Gobernación que indica una desconfianza casi unánime en los partidos políticos. Sin embargo, ya ha advertido el IFE que el voto nulo será considerado un voto no válido de manera que se desechará. Más claro, ni el agua. No se contarán entonces los votos nulos por lo cual esta medida que busca exhibir la inoperancia de las instituciones no servirá para nada. Es tiempo aún de debatir la validez de esta resolución del IFE, que como en el triste episodio de la polémica generada por el video paródico que acusaba a Fidel Herrera de ladrón, demuestra no estar a la altura de las circunstancias, no ser un árbitro de la discusión democrática, sino una institución al servicio de los partidos políticos de cualquier índole. El IFE no está para censurar y si lo está, entonces debería de ser limpio. ¿Se han retirado los videos que comparan al PAN con la Alemania nazi? ¿A ese fotomontaje priista que se vale del pietaje de La caída para asegurar que el PRI arrasará? ¿Se han prohibido los miserables videos de Byron Barranco donde apoya a Fidel? No, sólo se prohibe lo que atenta contra el gobernante no contra los partidos políticos. En otros países Google –YouTube forma parte del consorcio– ha servido para fomentar la expresión cívica. Ahora Twitter ha jugado un papel decisivo en la democracia internacional con un papel decisivo en la cobertura de las recientes elecciones en Irán. En México, al parecer YouTube sólo piensa en ganancias y canonjías.

Ahora el IFE pretende primeramente disuadir a la ciudadanía de sufragar anulando el voto y en seguida, ante el clamor creciente de una votación de nulidades masiva, ya alertó que los desechará, con lo cual emite una amenaza tácita: tu descontento y repudio no servirá de nada, no te contaremos.
La opción de anular el voto me parece legítima y es a su modo tan alegre como una fiesta a mitad de la semana, diría Jaime Gil de Biedma. Sin embargo, en Veracruz, puede tener consecuencias catastróficas. Quienes elijan esta opción deben estar conscientes de su decisión; es probable que podamos simpatizar con determinado partido pero no con su dirigencia o candidatos y al no apoyarlo, a un partido minoritario en concreto, sellar con el rechazo su suerte pues este rechazo al sistema también permite la eliminación de partidos minoritarios.
El voto nulo es una acción de resistencia pasiva que demuestra la desconfianza ante el sistema político de un país. Su consecuencia directa, más allá de discusiones bizantinas de si es democrático o no –¡claro que lo es! Es un acto de elección y de participación cívica–, es que, como de nuevo el IFE se ha ocupado de exponer, afectará la elección en el sentido de que los candidatos, aunque sea con una votación mínima, serán electos y tendrán investidura de servidores públicos, así sea que representen a una minoría. Por otra parte, entraña el regreso del voto duro: los partidos mayoritarios, aquellos fundados en estructuras de acarreo –PRI, PAN, PRD– serán los verdaderos ganadores. Esa es la amenaza y la paradoja: se vota para denunciar el hartazgo ante partidos clientelares –PRD–, con nexos con el narcotráfico –PRI–, con personajes siniestros corruptos y criminales –PANAL, PRI, PAN, Convergencia– y en cambio se recibirá, como un inesperado y no solicitado regalo, un pequeño tigre de garras retorcidas y aliento mefítico.

PRI for EVER

En Veracruz el voto nulo conviene directamente al PRI que de ese modo se afianzará en el poder como un ensayo de las futuras elecciones federales. Es imposible votar por una opción, como el PAN, donde en este estado se encuentra asociada a uno de los políticos más siniestros, megalómanos y corruptos nacidos en el estado, duro honor en una comarca donde abundan entre la clase política los caciques, los asesinos, los narcotraficantes, los tratantes de blancas y los corruptos. Y dudo que alguien con dos dedos de frente pueda votar por el PRD o el Partido Verde, con su mezcla de fascismo y populismo, de dónde se deduce que la opción menos pior sería Convergencia o el PT, igualmente asociados a personajes siniestros y corruptos.
En Veracruz el voto nulo redundará en este momento en un afianzamiento de los dos partidos mayoritarios. Sin embargo, si hay una participación de repudio masivo y se difunden los resultados, permitirá confiar en que pueda surgir una movilización cívica que transforme las instituciones. Lo bello de este llamado al voto nulo ha sido revelar que hay un interés por la política pero no por los políticos, que los ciudadanos deseamos participar y expresarnos pero desconfiamos de los partidos, y también expresar que no estamos de acuerdo en las prerrogativas de que disfrutan los políticos. Es el momento en que aflora toda la impotencia convertida en poder: un poder de negación que es otra forma de acción. Es cierto, en Veracruz, como en otras partes, el gobernador ha llamado a defender la democracia votando partidistamente, pero no hay nada más democrático que expresar, con papeletas llenas de frases que indiquen qué pensamos del gobierno y del sistema de partidos. Estamos ante un umbral abierto a un camino de posibilidades. Hay que establecer participaciones ciudadanas que revisen la Ley de Participación Ciudadana, la revocación del mandato, la ciudadanización de los órganos autónomos como la CNDH, las candidaturas ciudadanas e incluso el reconocimiento jurídico del voto en blanco, además de revisar los salarios de los servidores públicos, la impunidad de los políticos corruptos, derogar las candidaturas plurinominales y delinear nítidamente los derechos del IFE. Es la hora de refundar la democracia mexicana y convertirla no en un sistema de partidos sino de participación cívica.
Y acaso permita augurar el surgimiento de una fuerza electoral o de un candidato ciudadano que enfrente a los poderosos y corruptos políticos en las elecciones del 2012. Como ciudadano –sí, El Diletonto suele votar– poseo la esperanza de que esta escaramuza, que se perderá, sirva para preparar una batalla mayor. Que será la decisiva y nos ofrecerá la oportunidad de deshacernos del PRI, el PAN, Dante, perdón, Convergencia, y toda esa nómina de corruptos y criminales que solemos llamar políticos por eufemismo.

Anuncios

FIDElvideoSTAR:elPLAYLISTde tuELECCIÓN:

 

Asesorado por sus jóvenes colaboradores Fidel Herrera Beltrán decidió desde 2005 utilizar paulatinamente los recursos que la tecnología en línea le ofrecía. Cubiertos, saturados y  coptados los medios de comunicación tradicionales le descubrieron un valiente mundo nuevo, una nueva frontera donde el mundo no concluía, como en El piso trece, sino que de hecho las líneas parecían abrirse, extenderse hacia un horizonte infinito. Era Internet, el lugar donde cualquier grupo de rock podía devenir famoso. Y así, a fines de 2005, aparecía colgada en la red su entrada en la Wikipedia, el sitio de información y conocimiento más consultado actualmente. Un pequeño paso en la red pero un paso gigantesco para promoverse y afianzar sus ambiciones presidenciales.

Battroid, el wikipedista que creó la página –se dedica a crear semblanzas de los gobernadores de los estados de México– y el wikiproyecto Veracruz, quien asumió el control de la página, poco podían imaginar que actualmente al googlear Fidel Herrera Beltrán y video aparece el vínculo a la entrada justamente de la wikipedia donde se asienta que Fidel Herrera ha acusado al dirigente del PAN, Germán Martínez de articular la parodia de “Rudo y Cursi” con el a veces llamado “Corrido de Fidel” y en otras “Rata y cursi”. Nada tendría de extraño, sólo que la página también remite al video. Y así, lo que probablemente fue una forma de contrarrestar la publicidad negativa –¿lo es ciertamente?, cabría preguntarse, se convierte en una poderosa forma de promoción justamente de lo que pretende negarse.

El video mató a la estrella del rating

Como planteaban los viejos formalistas rusos, para seguir una historia hay que dilucidar primero  cuál es la fábula, el orden en que se presentan los acontecimientos. Y en el caso de este sainete, la información subrepticia, las acusaciones infundadas –pues no hay pruebas que respalden las acusaciones de culpabilidad panista–, la confusión, las contradicciones y ciertos visos de comedia del absurdo ameritan exponer los hechos en secuencia.

El 12 de mayo apareció en El Universal y en otros medios impresos o de edición electrónica una nota, atribuida a “Agencias”, indicando que el IFE había ordenado al distribuidor de YouTube en México el retiro de un video que parodiaba la canción “Quiero que me quieras” alterando la letra y montando imágenes de Fidel Herrera Beltrán como un político corrupto. (“IFE ordena a YouTube retirar spot de Fidel Herrera”) De hecho el video se intituló “Yo te vi/yo te vi robando”. La decisión había sido tomada después de que el 8 de mayo el director del jurídico del Gobierno del Estado de Veracruz presentara una queja ante el IFE por la mofa a la investidura del gobernador.

Sin embargo, por la tarde, en Milenio apareció una nota informando que el gobernador Fidel Herrera Beltrán desmentía que hubiera sido su gobierno, a través del departamento jurídico, quien solicitara el retiro. (“Niega Fidel Herrera haber pedido al IFE bajar video de You Tube”) Enigmáticamente, en entrevista con W Radio, quien ha sido la fuente que mayor atención ha puesto a esta historia, dijo: “Lo que quieren los mexicanos es respeto a las libertades democráticas”. (“No me molesta video en You Tube: Fidel Herrera”). Por supuesto que los aprendices de censores se toparon con la realidad que  puede ser virtual pero cómo duele: los usuarios solidariamente respondieron colgando y multiplicando el video en diversas páginas y además columnistas de prestigio como Carlos Loret de Mola y Ciro Gómez Leyva no dudaron en burlarse de nuestro gobernador.

Compaye, no me ayudes!

Ya asentamos que éste, aunque se trate de un episodio decisivo para el uso y percepción sobre la internet, es una comedia, con tintes grotescos. Si nuestro gobernador aparecía declarando que era su partido y no su gobierno quien había interpuesto la queja, de inmediato reaparecía Noé Geovanni, del departamento jurídico del Gobierno del Estado de Veracruz, exigiendo el retiro del video. El 15 de mayo finalmente Youtube canceló el video aunque se arguyó que el motivo había sido por violación de los derechos de autor –en todo caso la violación sería al grupo Cheap Trick, autor de la música original “I want you to want me”, no a la infame version de Gael, ya en sí una parodia. (“YouTube retira video de Fidel Herrera”)

En su afán por demostrar que detrás de los videos había no mano negra pero sí mano azul –paren de reír, no fue chiste–Geovani se presentó ante el Consejo General del IFE con cuatro direcciones de Internet que corroboraban que había sido la Secretaría de Acción Juvenil del PAN la autora de la parodia infamante. Geo arguyó que una de las direcciones mostraba una mano azul abierta, emblema del panismo. Sin embargo, cuando se procedió a comprobar si las direcciones eran válidas, es decir, a teclearlas en el cuadro de diálogo del navegador, éstas no existían. Los abogados descubrieron entonces que estaban mal escritas. Cuando recurrieron a su respaldo, la batería se apagó y después se eliminó el archivo de modo que  no pudieron cotejar ni comprobar nada. La información, aunque parezca una pésima comedia de Jorgito Ortiz de Pinedo es real, puede consultarse en W radio. Finalmente el IFE declaró que dado que  no había pruebas la acusación era improcedente.

Cabe preguntarse: ¿de veras tenían pruebas o sólo fue un ardite publicitario para acusar al PAN? Decía Voltaire, calumnia, que algo queda.

Yo te vi, yo te vi arrastrándote

 

El video con la parodia de la canción interpretada por Gael fue una respuesta a “Fidelman”, una canción de Los Caracoles que se subió a la red el 29 de marzo, según reza el crédito del usuario quien lo subió: Studio G, de Mérida, donde se facturó la animación –el video es “oficial”, aseguran con orgullo. No sabemos si el PAN o algún ocioso decidió responder con su personal interpretación del gobierno fidelista y de ahí la parodia, lo cierto es que este video de los mamarrachos de Banderilla suma apenas 1527 reproducciones, mientras que los clones de “Rata y cursi” –más de veinte “canales” distintos lo ofrecen– suman poco más de doscientos mil reproducciones. Quedará la duda de si el video existía antes o si fue en efecto una respuesta al descaro de Los Caracoles y de su patrocinador. Cara salió la aventura internauta.

La escaramuza fue una de las primeras batallas que se libró en un terreno incógnito. La prensa, la televisión, puede ser censurada, pero en el territorio aún inhóspito y libre de la red, pese a las regulaciones y vetos que imperan en países antidemocráticos y violatorios de los derechos humanos como Cuba y China, es imposible censurar un video, sobre todo si éste al parecer, más que un acto de panistas, es una expresión de repudio popular. Es cierto, para que la cuña apriete tiene que ser del mismo palo,

Por ello este suceso que para los veracruzanos es meramente ridículo quedará como un caso paradigmático. El intento de represión del video demostró: que los políticos, al menos en Veracruz, no saben qué es Internet y que tendrán que aprender a convivir con un medio reacio al control; que el respaldo popular que las estadísticas demuestran no es tal, ya que resulta inexplicable la respuesta de los internautas quienes se apresuraron a colgar nuevamente el video; la ineficiencia del IFE para lidiar con los nuevos medios; el vacío jurídico de nuestra legislación. Además, se comprobó que con excepciones los periodistas veracruzanos son serviles –feliz día de la Libertad de Prosternación–, pues abundaron declaraciones en columnas de que ya era hora que alguien regulara Internet o que había que regañar a youtube por amarillista, lo que demostró el analfabetismo digital –el otro lo demuestran diariamente con sus escritos–.

Quien salió peor librado fue Adolfo Mota Hernández, ahora en el Comité Ejecutivo Nacional del PRI, quien presentó una iniciativa para regular los contenidos de Internet. No es necesario añadir que la legislación propuesta por el PRI tiene tanto sentido como poner una tranca en pleno Océano Pacífico. Como escribió un lector en uno de los tantos foros en la red donde puede uno ver el video: parece que un niño de cinco años tiene más idea de lo que es Internet que los políticos.

 

 

Para concluir con esta nueva edición de La risa en vacaciones, el 23 de mayo el cantautor Byron Barranco subió a la red su paráfrasis de la paráfrasis, “Fidel Herrera”. Byron, quien intentó tener éxito como cantante y ahora se dedica a regentear un café (Café de la Revolución ya que éste ilustre priista presume ser ¡“de izquierda”!), ha dedicado varias canciones más a Fidel y también a denostar el PAN. Antes, por supuesto, entonaba pésimos versos contra el PRI, en “Son de hilaridad”, aunque para que no se diga que es incongruente nuestro Byron se afana en aclarar “no soy priista/qué más que la verdad/ y hace quince años cantaba contra el PRI/pero hace cinco que al Tío conocí/y ya le guardó total fidelidad”. No vale la pena comentarlo; no lleva ni doscientas reproducciones –aunque supongo que ahora yo seré culpable de volverlo famoso. Ni modo: soy magnánimo.